· 

MUSICA EN VIVO EN RESTAURANTES, HOTELES Y TERRAZAS.

La música aumenta el consumo de tus clientes.

Son muchos los estudios, publicados desde los años 70, que demuestran que la música en vivo, en consonancia con la atmósfera y el público objetivo de un restaurante, puede incrementar sensiblemente el ticket medio. Lo resumimos para tí:

 

  • Las personas que salen a comer a un restaurante, prefieren que tenga música, y si es en directo mejor todavía.
  • Los clientes que se alojan en Hoteles, prefieren que éstos estén dotados de un servicio de animación musical en sus instalaciones, a que no lo tengan. Los extranjeros se sienten más seguros con una oferta gastronómica propia, original, "indoor" y con música como complemento.
  • Otros estudios contrastados, ponen de manifiesto que el apetito se incrementa al escuchar música, y más aún música en directo (acorde con la filosofía, clientes y personalidad del establecimiento), tanto es así que el gasto medio por comensal es un 23% mayor que en condiciones normales.
  • Hay una clara tendencia hacia un mayor gasto en bebida en el restaurante, si el ritmo de la música es lento (jazz, baladas, boleros, chill, etc...)
  • Con una actuación elegante y sofisticada (el establecimiento puede cobrar precios más altos), los niveles de intensidad sonora deberían situarse entre los 50 dB y los 80dB, de esta manera no habrá problemas con los vecinos y locales adyacentes, los comensales y clientes experimentaran una agradable y placentera experiencia "MUSIC & FOOD".
  • Aumenta la productividad de los empleados, al mejorar el entorno laboral, y la integración en el proyecto de negocio.

 

DESDE ROSSMUSIK OFRECEMOS:

  • Actuaciones de calidad, con repertorio adaptado al establecimiento previo estudio (sin compromiso)
  • Presupuesto según posibilidades del negocio (APOYO COVID-19) y sin compromiso.
  • Amplia experiencia en los mejores espacios de Sevilla (Meliá, Oriza, La Raza, Abades, Hotel Sevilla Center, Hotel ALcora, Hotel Vértice, Hotel Novotel, Hotel Vincci La Rábida, Ayre Hoteles, Manglares, Papirussa, Robles, etc....)
  • Artistas propios con todos los requisitos legales, cumplimiento escrupuloso de la normativa acústica.
  • Equipos de sonido e iluminación adaptados a los espacios para garantizar el volumen y la vistosidad deseada.
  • Cumplimiento de la normativa de higiene y distanciamiento social.
  • English Spoken.

Fuentes: Clare Caldwell y Sally A. Hibbert de la Universidad de Strathclyde en Escocia, Universidad de Nueva Gales del Sur, Stephanie Wilson, Universidad de Arkansas, diegocoquillat.com

Escribir comentario

Comentarios: 0